Una hora, por favor

Pagué el boleto de una hora con mi tarjeta STM y a los dos minutos de los siete que dura mi viaje, conseguí asiento. Aunque el viaje iba a ser breve, me dio pena por no haber cargado un libro en la mochila. Esos cinco minutos de lectura son oro en polvo para una madre de dos.

Sentí una bronca injustificada por la gente que iba encorvada sobre una pantalla de teléfono. Sabía que no tenía derecho a juzgarlos ni ganas de enroscarme de nuevo en una discusión sobre nuevas tecnologías cuando llegara a la oficina y arrancara a armar un mate.

Ellos se lo pierden, pensé con la soberbia propia de una lectora frustrada. Después de todo ellos también están leyendo, a su modo. En su mundo rectangular, lo mismo que con un libro, se pasan por el moño el naranja de la luz de la mañana grafiteando el Palacio Legislativo; la monotonía del paisaje que implica el mismo itinerario repetido. Usted en siete minutos habrá llegado a destino, como dice Google Maps.

Y llegué. Apuré la publicación porque “me bajo en la próxima” Adiós.

Anuncios

5 comentarios en “Una hora, por favor

  1. Viajo 4 de los 5 días de la semana en el 151 con destino al palacio legislativo, siempre el mismo bus, misma hora, misma rutina, miro mis compañeros de viaje, caras largas, espaldas dobladas mirando su Facebook, alguna conversación con wsp o insta…..su red social de turno.. . Hay días que los miro y cuestionó… Otros me gusta verlos sin pensar mal de ellos…..
    El viernes miraba su rutina diaria, al rato de viaje puede observar una mujer de unos 45 años que lloraba, Miranda su celular y lloraba…..
    Durante un minuto pensé en preguntarle si necesitaba algo pero no pude me gano la vergüenza, a los 5 minutos de estar llorando se paro… Toco tone y se bajó.
    Puede observar que se sentó en el suelo mirando su celular y se largo en llanto… El bus demoró por el semáforo en seguir su marcha, me encontré con esa señora en el suelo sola llorando y todo el bus mirando su celular.
    Pude ser el único que se dio cuenta de ese momento pero no hice nada para ayudar o al menos dale de esa rutina.
    Saludos

    Me gusta

    1. Qué fuerte lo que contás Federico. Por suerte todavía quedan personas que miran a su alrededor. Eso ya es hacer mucho, si te sirve de bálsamo. Recomiendo para los más pequeños y para los grandes por qué no también un cuento que se llama Azul es el color del cielo de Magdalena Helguera https://g.co/kgs/SeQFa9 Saludos y gracias por compartir y comentar.

      Me gusta

      1. Dale muchas gracias, soy nuevo en esto de los blog, trato con mucha dificultad mirar por encima del hombro y sacar la cabeza, cosa muy difícil.

        Te cuento que hoy domingo gris salí a caminar por el barrio, camine unas cuadras y encontré un hombre de unos 60 años en silla de ruedas tratando de subir una vereda )en mi barrio no contamos con rampas==) lo vi desde lejos para ser exactos mas de 1 cuadra…… caminaba por una avenida que cruza mi barrio muchas personas caminaron antes que yo por su lado pero ninguno se paro siquiera a tratar de ayudarlo camine …apure el paso para poder llegar y darle una mano.
        Fue inútil el hombre se las arreglo solo antes de poder llegar….por un minuto trate de cuestionar a los otros que no ayudaron antes que yo.
        Luego me di cuenta ….. este hombre seguramente venia desde muy legos en su silla sorteando no solo veredas sino posos y transito.

        Lo observe durante un buen rato mientras seguía esquivando veredas, posos y transito.

        Otro domingo gris para mi y otro día en el infierno para otros….

        Saludos Macarena

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s